Ensayo de Metales Pesados

Os comentamos en un anterior post, en Miles de Colores, que los pigmentos que utilizamos no contienen plomo, un metal pesado. En relación a ésto, vemos que es interesante comentar el Ensayo de Migración de Metales Solubles. Este ensayo consiste en la determinación de la concentración de ciertos metales, procedentes de una pintura, barniz o tejido, que se solubilizan en una disolución similar al ácido gástrico que produce el estómago de una persona durante la digestión. De esta manera se comprueba que, por ejemplo, el mobiliario infantil tal como cunas, moisés, tronas, etc., cumplen con los requisitos mínimos de seguridad según normativa europea.

Los materiales y tejidos presentes en este tipo de mobiliarios accesibles a los niños, no deben superar los límites establecidos para la migración de metales pesados de acuerdo con la Norma UNE-EN 71-3. Esta norma establece los requisitos y métodos de ensayo para la migración de metales como antimonio, arsénico, bario, cadmio, cromo, plomo, mercurio y selenio, desde los materiales que recubren los juguetes o el mobiliario: pinturas, barnices, lacas, tintas de impresión, materiales poliméricos, papel y cartón, telas, etc., que son susceptibles de ser chupados, mordidos o ingeridos por el niño.

ensayo-migracion-metales-solubles

El proceso de análisis simula el proceso de digestión (tiempo, temperatura, pH) que tendría lugar si el niño llegase a tragar algún elemento o partícula determinada.  El contenido en el extracto de los metales mencionados anteriormente, se analiza mediante espectroscopía de emisión atómica con plasma de argón acoplado inductivamente (ICP-OES Inductively Coupled Plasma – Optical Emission Spectrometer).

icp-oes-resultados-ensayos-seguridad

El fundamento de esta técnica consiste en la emisión de energía por parte de las moléculas de la disolución, ionizadas al entrar en contacto con el plasma. Esta energía es emitida a una longitud de onda característica de cada metal y cuantificada para determinar la concentración de los metales en cuestión.

Con esta norma se determinan los riesgos derivados de la tendencia general de los bebés y niños pequeños a llevarse a la boca todo aquello que tienen a su alcance, y que determina un incremento de posibilidades de migración y absorción de determinados elementos químicos que se encuentran formando parte de pinturas y recubrimientos.

Fuente: AIDIMA.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s