¿Disolvente o Diluyente?

En nuestro sector utilizamos la palabra disolvente de forma muy amplia para denominar a cualquier líquido presente o añadido al barniz o la pintura.

También empleamos el término diluyente cuando nos referimos a cualquier sustancia que añadida a la pintura o barniz, provoca una reducción de su contenido en sólidos.

Pero, ¿qué diferencias reales hay entre cada unos de los términos?

El disolvente es el líquido simple o compuesto, volátil en las condiciones normales de secado, capaz de disolver completamente el ligante o resina. Es el que, una vez obtenido el film seco, desaparece de este. Es el responsable de dar a la pintura líquida una consistencia adecuada para la comercialización del producto, la estabilidad necesaria para el almacenaje y la reología adecuada para la aplicación.

Cuando se habla de disolventes, hay que distinguir entre disolventes verdaderos y los co-solventes o diluyentes. Los primeros son capaces, como ya hemos dicho, de disolver el ligante o resina por sí solos, mientras que los segundos pueden utilizarse para diluir las soluciones obtenidas con los disolventes verdaderos.

El diluyente es el producto simple o compuesto, generalmente volátil en las condiciones normales de secado, no siendo un disolvente del vehículo fijo, puede usarse conjuntamente con éste, sin causar ningún efecto adverso en la pintura o barniz. También, es el producto empleado para ajustar la viscosidad de aplicación en el momento del empleo.

¿Y cuáles son estos productos? Normalmente se clasifican mediante su naturaleza química:

  • agua,
  • alcoholes y glicoles
  • éteres y ésteres
  • cetonas
  • hidrocarburos alifáticos
  • hidrocarburos aromáticos
  • hidrocarburos desaromatizados
  • naftas
  • disolventes clorados (debido a su alta toxicidad, las normativas europeas tienden a su restricción)

Las características más importantes a tener en cuenta en la elección de los disolventes son:

  • capacidad de disolver
  • viscosidad o consistencia
  • punto de ebullición
  • velocidad de evaporación
  • temperatura de inflamabilidad o flash-point
  • naturaleza química
  • toxicidad
  • olor

El químico debe tener en cuenta que un exceso de co-solvente o diluyente inestabilizaría la solución, pudiendo suceder tanto en el envase como durante el proceso de evaporación durante el secado. El resultado de un mal equilibrio entre disolvente verdadero y co-solvente es la formación de películas de mala calidad, con arrugas, con falta de brillo y otras deficiencias que deben ser evitadas.

Por eso, no debe despreciarse la influencia de la elección de los disolventes a la hora de efectuar una formulación o de utilizarlos para la aplicación. Es muy importante que se siga las recomendaciones del fabricante de pinturas y barnices a la hora de utilizarlos.

No dudes en infórmarte en nuestra web, o consultarnos directamente vía teléfono (+34.96.150.54.61) o vía email (thai@quimicasthai.com).

“Stay tuned for more!”

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s